12 cosas que agradecer a Dios en medio de la aflicción

Una de las cosas más importantes que como cristianos debemos de hacer cuando sufrimos es dar gracias. Y no digo esto a la ligera, porque, sé que muchos creyentes han padecido un dolor inimaginable y tragedias. Dar gracias en medio de la agonía y la aflicción, sin duda no es nada fácil de hacer.

Aunque es difícil dar gracias a Dios en medio de la aflicción es importante tomar esta postura.

Aunque es difícil dar gracias a Dios en medio de la aflicción es importante tomar esta postura.

Sin embargo, cuando acudimos a la Palabra de Dios nos dice: “dando gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo” (Efesios 5:20) y también “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”, (1 Tesalonicenses 5:18). El dar gracias nos ayuda a enfocarnos en Dios en medio de nuestra tribulación, nos aparta de quejarnos, fortalece nuestra fe y confianza y da gloria a Jesús.

Existen muchas cosas por las que podemos dar gracias cuando estemos sufriendo, pero aquí hay 12 que son importantes recordar:

1.Que Dios es soberano y tiene completo control de la intensidad y la duración de nuestra aflicción.

“Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero” Isaias 46:9-10

2. Que el amor y la misericordia de Dios nunca cesan.

“Por las misericordias de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.” Lamentaciones 3:22-23

3. Que Jesús nunca nos dejará y nunca nos desamparará.

“Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que teneís ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré.” Hebreos 13:5

4. Que Dios esta con nosotros en nuestra aflicción.

“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y so por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.”  Isaias 43:2-3

5. Que Dios escucha la oración.

“Los ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos.” Salmo 34:15

“Claman los justos, y Jehová oye, y los libra de todas sus angustias.” Salmo 34:17

6. Que Dios está usando esta aflicción para hacernos más como Cristo.

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.” Romanos 8:28-29

7. Que esta aflicción es momentánea y ligera en comparación con la recompensa eterna que está produciendo.

“Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria…” 2 Corintios 4:17

8. Que Jesús es el único Sumo Sacerdote que intercede por nosotros ante el Padre Celestial.

“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.” Hebreos 4:15

“…por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre un para interceder por ellos.” Hebreos 7:25

“Porque hay un solo Dios y un un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.” 1 Timoteo 2:5

9. Que Dios está cerca de nosotros en nuestro dolor.

“Cercano esta Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu.” Salmo 34:18

10. Que Jesús es nuestro refugio, fortaleza y torre fuerte a quien podemos correr.

“Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.” Salmo 46:1

“Torre fuerte es el nombre de Jehová; a él correrá el justo, y será lavantado”. Proverbios 18:10

11. Que Dios nos ha salvado, la va nuestros pecados y nos ha adoptado como sus hijos.

“…Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, y cuyos pecados son encubiertos”. Romanos 4:7

12. Que algún día Jesús enjugará toda lágrima de nuestros ojos y veremos la gloria de su rostro.

“Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron” Apocalipsis 21:4

Por: Mark Altrogge
Fuente: biblestudytools.com
Traducción y edición: Cristo La Roca Radio Internet

Publicado en Vida Cristiana Etiquetado con: , , ,

Deja un comentario